Medidas contra la elusión

¿Desde cuándo comienza a regir la norma antielusión?

La norma general antielusión entró en vigencia el día 30 de septiembre de 2015, siendo plenamente aplicables a aquellos actos, conjunto o serie de ellos, realizados o concluidos a partir de esa fecha.

Ahora bien, la Ley N°20.899 introdujo una norma aclaratoria respecto de la aplicación de las normas.

De esta manera, podemos distinguir las siguientes situaciones:

  1. Hechos, actos o contratos realizados o concluidos a partir del 30 de septiembre de 2015.
    En este caso, al haberse realizado estos actos o serie de ellos a contar de la fecha, estos se encuentran afectos a la aplicación de las normas.
  2. Hechos, actos o contratos realizados o concluidos con anterioridad al 30 de septiembre de 2015, y cuyos efectos se han producido en tal fecha, sin que continúen produciéndose con posterioridad a ella.
    En este caso, al haberse concluido los actos y los efectos de lo antes del 30 de septiembre de 2015, el SII está impedido de aplicar las disposiciones de la normativa antielusiva.
  3. Hechos, actos o contratos realizados o concluidos con anterioridad al 30 de septiembre de 2015, no modificados con posterioridad a tal fecha y que sigan produciendo sus efectos tributarios después.
    En este caso, el SII estará impedido de aplicar la normativa antielusiva.
  4. Hechos, actos o contratos realizados o concluidos con anterioridad al 30 de septiembre de 2015, modificados con posterioridad a tal fecha en sus características o elementos que determinan los efectos tributarios prácticos.
    En este caso, el SII podrá fiscalizar los efectos posteriores que surjan a raíz de la(s) modificación(es), en la medida que se cumpla con los siguientes requisitos:

    • Que exista una modificación de un hechos o actos de uno o más de los que configuran el conjunto o serie de actos
    • Que la(s) modificación(es) incidan en forma determinante en los efectos tributarios, como por ejemplo: mutar o transformar los sujetos obligados, el hecho imponible, las tasas, exenciones, etc.
    • Que la(s) modificación(es) en sí mismas o por sus efectos, puedan ser consideradas como abuso o simulación.

Regresar a Medidas contra la elusión

Preguntas Frecuentes